14 jun. 2014


  A todos nos puede pasar que nos sentimos perdidos, que nada está bien, que siempre tomamos malas decisiones. 
  Nos llenamos de tanta negatividad que empezamos a ver una realidad que no existe, pensamos que nadie nos quiere, que hacemos todo mal, y poco a poco nos vamos matando un poquito más. 
  Nuestra mente nos juega malas pasadas, interpretamos las cosas y las actitudes de una manera totalmente diferente y cuando alguien nos quiere ayudar no lo vemos como lo que es, una ayuda, sino como esa persona nos va a traicionar de alguna manera. 
  Los fantasmas adentro nuestro no se callan nunca, no paran de repetir lo mal que le hacemos a todos.
  Y llega un momento que no sabemos que hacer con nosotros mismos. 
  Y estamos desesperados. 
  Queremos que alguien nos ayude cuando lo que hicimos fue alejarnos de todos. 
  Se cansaron del mar humor todo el tiempo, de que les contestemos mal, de que cada vez que nos invitaban para salir dijéramos que no. Pero siempre alguien queda, siempre hay alguien que está esperando que nos demos cuenta de que estamos viendo cosas que no son, esperando que busquemos ayuda, su ayuda. 
  El tiempo pasa y poco a poco vamos recobrando la confianza. Dándonos cuenta de que nadie es perfecto, que todos tienen problemas y que fue una estupidez alejar a todos los que nos querían. Nos damos cuenta de que nosotros no nos merecíamos lo que nuestra mente nos hacía. 
  Y el cambio llega. Y la verdad es que es sorprendente cuanto puede cambiar una persona en unos pocos meses. 
  Hasta yo misma me sorprendo de cuanto cambié. 
  Como pasé de ser una persona insegura, a ser alguien al que no le importa lo que digan los demás. 
  Aprendí a enfrentar mis demonios y aceptarme tal cual soy, con todos mis errores e imperfecciones.
  Aprendí a ser yo misma y que si a alguien no le gusto es su problema no el mío.
  Aprendí a que no soy la única persona en el mundo que tiene problemas y que les tengo que hacer frente porque evitándolos no voy a lograr nada.
  Y lo más importante, aprendí a quererme. 

5 comentarios:

  1. Gran entrada, tienes tanta razón y me siento tan identificada con ella..ahora estoy en la etapa del comienzo de tu entrada y bueno estoy un poco animada pero espero poder ser capaz de poder cambiar y levantarme como tu, me alegro mucho cielo esto esto es muy duro, y haces genial de verdad en cambiar sigue asi.
    Me alegro de volverme a pasar muy precioso tu blog, increible cambio
    Un besito de esta escondida, pasate por el mio si quieres
    Que pases buen domingo!!<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estuve en tu lugar y, por eso te digo que vos sos mejor que todo eso, sos humana y podes cometer errores una y mil veces porque de eso se trata la vida y te vas caer y vas a querer quedarte ahí y no levantarte porque crees que no podés o que no vale la pena, pero te tenes que levantar y seguir adelante, por mas que eso signifique que vas a encontrar más piedras en tu camino.
      Y se que hay veces que te sentís perdida, que no ves el camino correcto, y nuestra mente nos engaña un poco con eso.
      Y no te desanimes, porque el cambio que yo pude hacer y que estoy segura que vos también, no es de un día para otro, lleva tiempo y cuesta, mucho. Pero no te tenes que dar por vencida, porque la verdad que vale la pena.
      Y por último, te quería decir que la única que tiene el poder de destruirte, sos vos misma, y la única que tiene la oportunidad de salvarte sos vos, solamente necesitas tomar la decisión.

      Besos y ojalá que todo vaya mejor, te lo deseo de corazón.

      Eliminar
  2. Sofía:).
    Extrañaba tus entradas:(. Me alegra saber algo de ti:3.
    Y creo que todos somos así de dramáticos más de alguna vez. Creo que es normal. Es inevitable ser todos unos llorones de vez en cuando. Porque nos damos cuenta de algo malo y... se nos viene el mundo encima-
    Aprendiste a quererte.
    Ame esa parte del texto. Si es así como te sientes ahora entonces me alegro.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con vos, la mayoría de nosotros me parece que si pasamos por esa etapa de ser dramáticos, y unos los vivimos mas "crudamente" o con mayor intensidad -no se como explicarlo- que otros.
      Yo también extrañaba un poco estar por acá, jajja.
      Besos

      Eliminar
  3. Me ha pasado cada cosa que tu describes en esta entrada Sofía, yo a veces también me he sentido perdida, he sentido que me han fallado y he estado meses sin hablar con la persona... Luego me he dado cuenta de que todo estaba en mi cabeza... Lo más importante es quererte a ti misma si quieres que te quieran los demás. Besitos. Pásate por http://dosmilmanerasdevivir.blogspot.com.es/ Enseguida te sigo, guapa.

    ResponderEliminar

❁Pick your head up,
hold yourself there
and start again.

No one can help you
if you don't take part
to help yourself❁